jueves, 31 de marzo de 2016

                                      LA NASA Y LA BIBLIA.

Los cristianos celebran, el descubrimiento de LA NASA ya que antes para los científicos y astronautas era un mito, ahora en un Hecho y aseguran que LA BIBLIA todo su contenido es real. Lo que por miles de años se ha querido decir que fueron humanos que escribieron, LA NASA confirma que LA BIBLIA fue inspirada por DIOS. Dios es real, su palabra no falla y todo lo que el mundo está viviendo y lo que le espera está plasmado en las escrituras, que es la BIBLIA la palabra de DIOS. Léela hoy.

¿Sabía usted que el programa Espacial de la NASA en los Estados Unidos comprobó la veracidad de  un hecho en LA BIBLIA, la cual se le había considerado como un mito?
El señor Harold Hill, presidente de la compañía automotora Curtis de Baltimore, Maryland y consejero del programa Espacial, relata el siguiente suceso:
Una de las cosas más asombrosas que Dios ha hecho entre nosotros sucedió con nuestros astronautas y científicos espaciales en Green Belt, Maryland. Estaban verificando la posición del sol, la luna y los planetas para saber donde se encontrarían dentro de cien años y en los próximos mil años.
Es indispensable  saber esto para poder enviar satélites al espacio y evitar que choquen con algo una vez que han entrado en órbita. Se debe proyectar la órbita en términos de la vida del satélite y saber la posición de los planetas para que no destruyan los satélites. Se hizo que la computadora corriera a través de los siglos y de repente se detuvo.
La computadora empezó a dar una señal roja de alerta indicando que había algún error en la información con la que había sido alimentada o con los resultados al ser comparados con las normas establecidas. Decidieron entonces llamar a la oficina de mantenimiento para revisarla; los técnicos encontraron que la computadora estaba en perfectas condiciones. El director de operaciones de IBM preguntó cual era el problema y para su sorpresa fue: "Hemos encontrado que falta un día en el universo del tiempo transcurrido en la historia".
Empezaron a rascarse la cabeza... ¡No había respuesta!
En el equipo había un cristiano que dijo, "Una vez escuché en un estudio bíblico en la iglesia que el sol se detuvo".
Ellos no le creyeron, pero como no tenían ninguna respuesta, le dijeron, "Muéstranos". Él entonces tomó LA BIBLIA y leyó en el libro de Josué algo bastante ridículo para alguien con "sentido común". En ese pasaje Dios decía a Josué: "No tengas miedo, porque los he entregado en tus manos, ninguno de ellos te podrá resistir". Josué estaba preocupado porque el enemigo los había rodeado y si oscurecía, el enemigo podría derrotarlos. Entonces Josué pidió al señor que detuviera al sol. Y así sucedió. "El sol se detuvo y la luna se paró... y no se apresuró a ponerse casi un día entero".
Los ingenieros del programa espacial dijeron ¡Ese es el día que falta! Rápidamente verificaron en la computadora retrocediendo en el tiempo a la época descrita en LA BIBLIA y descubrieron que se aproximaba, mas no era el lapso de tiempo exácto. El lapso que faltaba en la época de Josué era de 23 hs y 20', no era un día completo. Leyeron nuevamente LA BIBLIA y allí decía: "Casi un día entero" (Josué 10:13). Estas "palabritas" en LA BIBLIA son muy importantes.
Parte del problema había sido solucionado. No obstante, faltaban 40 minutos. Esto ocasionaba un gran problema. Si no aparecían esos 40', habían grandes discrepancias en los cálculos espaciales debido a que los minutos se multiplican muchas veces en órbitas. Este cristiano recordó que hay un lugar en LA BIBLIA donde se menciona que el sol RETROCEDIÓ.
Sus compañeros le dijeron que estaba loco. Sin embargo, permitieron que les mostrara en el segundo libro de Reyes capítulo 20: 8-10, donde LA BIBLIA narra que Ezequías, quien estaba a punto de morir, fue visitado por el profeta Isaías, el cual le dijo que no moriría.
Ezequías no creyó y le pidió por tanto una señal diciendo: "¿Avanzará la sombra diez grados o retrocederá diez grados?"... Y Ezequías respondió: fácil cosa es que la sombra decline diez grados, pero no que la sombra vuelva diez grados. Diez grados son exáctamente 40' . 23 horas y 20' en Josué, más 40' en segunda de reyes completan las 24hs que los hombres del Programa Espacial tuvieron que añadir a la historia como el día que faltaba en el universo.
Texto estractado de la revista de la revista Impulso Cultural. Magazine Cultural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario